Relato personal de lo acontecido el día lunes 15 de mayo de 2017 en el centro de la población de Palmira, Municipio Guasimos del estado Táchira

Lunes 15 de mayo de 2017: Día de plantón de 7am a 7pm en todo el territorio nacional como medida de protesta en contra del régimen de Nicolás Maduro, convocatoria realizada por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Son alrededor de las cuatro de la tarde, me apersono al centro de Palmira para continuar en el plantón que se estaba llevando a cabo, donde observo que se encuentran manifestantes en enfrentamientos con la Policia Nacional Bolivariana (PNB) frente a su sede, justo en el centro de Palmira, frente a la plaza bolívar al lado de la alcaldía del municipio.

Como es habitual ya en este tipo de enfrentamientos entre la PNB y los manifestantes, estos últimos lanzaban piedras a la PNB y estos con sus equipos para el control del orden público, con escudos, bombas lacrimógenas y disparando perdigones, sin embargo no eran suficientes, habían alrededor de 20 PNB, y más de 100 manifestantes activos en el enfrentamiento a tal punto que terminaron acorralando a la PNB, quienes terminaron encerrándose en su sede mientras los manifestantes se acercaron aún más lanzando piedras y quemando cauchos en la entrada de la sede, pasados unos minutos se observan a un grupo de PNB en el techo tratando de contener la manifestación disparando perdigones y devolviendo piedras, sin embargo, generan aún más euforia en los manifestantes, quienes lanzaban piedras y bombas molotov desde las tres cuadras que dan al frente de la sede, al rato un grupo decide incendiar los vehículos que se encuentran en el estacionamiento ubicado en la parte trasera de la sede, mientras que uno de ellos intenta abrir el portón negro, desde adentro uno o algunos PNB accionan sus armas de fuego disparando hacia el portón, de las cuales una de ellas impacta en el pecho de un joven que lo intentaba abrir (alrededor de las 5pm), quien cae de espalda al suelo, levanta su cabeza y mano derecha hacia su herida, y en un instante la devuelve, siendo estos sus últimos movimientos, aunque se lo llevan con signos vitales cuando le rescatan para llevarlo al hospital, no logra sobrevivir.

En el portón se observan tres (3) agujeros por impacto de bala, lamentablemente muere el joven en una situación en la que no debió siquiera haber ocurrido, más cuando se trata de quienes deben garantizar la seguridad ciudadana.

Las personas que se encontraban por esa cuadra quedan impactadas por el hecho, desesperadas y rabiosas atacan con más fuerza a la PNB por un rato más, hasta que llegan unos refuerzos a la policía y logran salir nuevamente de la sede por la parte trasera en dos camionetas y motos oficiales, con las cuales se retiran impunemente de la localidad.

Ante su marcha, los manifestantes se acercan y terminan de quemar todo lo que dejaron en la sede los policías… aunque una vez que se retiraron los PNB todo parecía volver a la calma, toda la población termino muy dolida por la lamentable muerte de un compañero de lucha, quien no solo perdió la vida, sino que dio la vida por lo que la mayoría queremos, un país próspero y no en constante deterioro como es ahora a causa de las políticas que impone el régimen actual.

El saldo de unas horas de enfrentamientos deja a un joven sin vida, una familia perdida, una comunidad angustiada, sin seguridad policial, y con menos recursos públicos.


No dejemos que los caídos en esta justa lucha sean en vano. Ellos, así como nosotros, son parte de la Familia Venezolana.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sociedad Neuronal

Sobre la Nada, aunque no sea.