Sobre la situación de Venezuela

Corto y concreto.

La base sobre la que se funda nuestra república llamada Venezuela, se encuentra descrita en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV). En la que se expresan cada uno de sus artículos de la manera más clara y precisa posible, sin campo para ambigüedades y/o diferentes interpretaciones, estas últimas no son más que con el fin de justificar acciones a conveniencia.

Ahora bien, son muchos los acontecimientos lamentables que se han suscitado durante la gobernación del régimen que se autodenomina “revolucionario”, sin embargo, me enfoco en el ahora de la nación y como cada vez ha venido empeorando en todos los ámbitos en los que tiene influencia el gobierno nacional, es decir, todos, dado que el poder poco a poco se fue centralizando cada vez más, hasta el punto en que es solo el ejecutivo nacional quien ordena sobre todos los demás poderes “públicos” a fin de que se ha llegado a catalogarse de dictadura, y basta con recordar no pocas de las acciones que lo confirman, entre ellas, la más reciente iniciativa por parte del ilegitimo presidente Nicolás Maduro a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) fundándose en el art. 348 de la CRBV sin la intención de consultar al poder originario violando los principios fundamentales de la misma al no tener la intención de consultar al poder constituyente originario establecido en su art. 347.

Por esta, y otras situaciones ilícitas suscitadas con anterioridad por parte del oficialismo que han sido toleradas por parte de los diferentes poderes, dirigentes políticos y la población, la convocatoria a la ANC debe ser rechazada de forma determinante por todos los que hacen vida política en el país, fundándose en el art. 333 y 350 de la CRVB a fin de restablecer el orden constitucional y proceder a la reconstrucción del país en vista de la situación generada por las políticas implementadas por el actual régimen, de la siguiente manera: (1) exigiendo la destitución del actual ejecutivo nacional, (2) reconociendo a la Asamblea Nacional como único poder legítimo en ejercicio de sus funciones, quien debe (2.1) destituir y nombrar a los nuevos magistrados del Tribunal supremo de Justicia (TSJ, quienes actualmente usurpan funciones, además de que sus miembros no están calificados para sus cargos), (2.2) elegir a nuevos Rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE, quienes tienen su periodo vencido, postergaron a conveniencia del oficialismo las elecciones regionales, y que actualmente se prestaron para el ilícito proceso de la ANC), y (3) proceder a la realización de elecciones generales libres esta mismo año 2017, presidenciales por la destitución, regionales que se encuentran vencidas y municipales dado que su periodo vence este año.

Del mismo modo, se exige a la Fuerza Armada Nacional (FAN) el cumplimiento de sus funciones de acuerdo con lo establecido en la CRBV y las leyes que les rigen. Dado que todo aquel que caiga en violaciones a lo establecido a nuestra CRBV y las leyes que de ella emanan, deberán rendir cuantas con la justicia una vez se restablezca el orden constitucional.


A todos, nuevamente, no debemos desistir en nuestra lucha por la libertad.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Sociedad Neuronal

Sobre la Nada, aunque no sea.